GDM entiende al proyecto como un conjunto coherente de fases articuladas y complementarias que deben ser conducidas al logro de un objetivo único. En sentido general (ya que depende del tipo de encargos y sus necesidades específicas) estas fases son:

   Definición de Concepto o Concept Design;

   Anteproyecto;

   Proyecto Ejecutivo;

   Evaluación, ejecución, seguimiento y cierre.

En las condiciones del contexto contemporáneo, que somete los procesos a mutaciones permanentes aceleradas y turbulentas, los equipos de proyecto deben sumar a cada fase (además de la creatividad, solvencia técnica y experiencia necesarias), una entrenada capacidad para adaptarse a estos escenarios de cambios y tensiones.

Al mismo tiempo, la complejidad de especialidades que intervienen en cada etapa hace necesario que la conducción de esos procesos sea llevado a cabo por profesionales habituados en la interrelación entre las distintas habilidades y disciplinas.

GDM ha desarrollado e incorporado profesionales que cubren cada una de estas etapas y articulan entre sí un sólido equipo de:

   Creativos para diagnosticar y resolver los desafíos emergentes de programas de diseño
   cada vez más complejos, inciertos y conflictivos, que resultan la clave en la interacción
   de quienes intervendrán en su desarrollo
;

   Conductores de procesos capaces de articular con eficiencia el compromiso de los diferentes actores
   que con frecuencia intervienen con intereses divergentes
;

   Técnicos y especialistas de las diferentes disciplinas que resultan de la complejidad de los programas
   y de la especificidad de cada disciplina
;

   Profesionales de experiencia en la aplicación de métodos de seguimiento y control.
Proyecto
Así como en GDM interpretamos el PROYECTO como un proceso cuyas fases se articulan y complementan para obtener un objetivo definido, entendemos la Dirección de Obras como una fase de ese proceso que debe articularse con las precedentes y consecuentes.

Una cualidad que debe sostener la conducción de estos procesos es la de un agente de cohesión que oriente a los actores al resultado. La llave de esta tarea está en el principio de “anticipación de los vínculos”. En este principio se define la actividad de los proyectos (y su materialización) como un proceso con una ligazón de interdependencias recíprocas.

En GDM nuestros Directores y Conductores de Obras son profesionales ligados a la concepción inicial del proyecto, involucrados de manera temprana en su desarrollo.

La DIRECCION DE OBRAS es por lo tanto una fase de ese proceso en donde intervienen los diseñadores y proyectistas, los asesores de las diversas ingenierías, los equipos representantes del cliente, el PM designado si lo hubiera, los diversos contratistas, la empresa principal designada en la contratación de las obras los entes de control administrativo y los agentes de la comunidad interesados.
Dirección de Obra
El desarrollo de nuevos emprendimientos inmobiliarios es una actividad que domina la atención de las empresas desarrolladoras en las últimas décadas, con importantes fluctuaciones que dependen del humor social, de las condiciones socioeconómicas del entorno en el que se desarrollan, de las condiciones más o menos favorables del marco de negocios que se trate.

En todos los casos estas particularidades serán siempre determinadas por el carácter contemporáneo que como hecho inmanente de su condición, establece ámbitos de incertidumbre y gran movilidad.

La determinación de las circunstancias en la que se desarrollará un emprendimiento responde a la necesidad de un análisis objetivo. Como tal requiere un trabajo de campo de exhaustivo relevamiento, conocimiento del sitio y de las tendencias actuantes, delimitación vasta de las fuerzas económicas que la influyen y conocimiento preciso de la oferta competitiva. Finalmente conciencia clara y correcta caracterización de las necesidades de la demanda potencial y determinación del producto a diseñar.

GDM ofrece a sus clientes su servicio profesional para la determinación y análisis de:

   Potencial físico del entorno de implantación del emprendimiento;

   Relevamiento del stock de la oferta competitiva;

   Valoración del suelo, en relación a sus circunstancias físicas, de ubicación, conectividad,
   potencial de crecimiento, tendencias inmediatas y a mediano plazo
;

   Valoración con relación a la oferta competitiva directa y potencial;

   Factibilidades con relación al suelo y su potencial edificable, así como sus posibilidades
   de mixtura y combinaciones funcionales
;

   Determinación de la inversión y rentabilidad en función de la velocidad de ventas, valor futuro y retorno (TIR/VAN).
Emprendimientos Inmobiliarios

 

Pasaje Colombo - Av. Rivadavia 2431 E2 D3 (C1034ACP)
Buenos Aires, Argentina - T: +54-11 5031 3978
gdm@gdmba.com.ar

Política de Integridad / Compliance